¿Por qué a un niño de 4 años se le para el pene?

Kindergarten Cop – Boys Have a Penis Scene (3/10)

Las hormonas del cuerpo son las responsables de los cambios en tu cuerpo. Estas hormonas comienzan a trabajar en los testículos, haciendo que produzcan testosterona. La testosterona es la principal hormona que provoca la mayoría de los cambios que experimenta un hombre joven.

Lo primero que puede notar el médico es un aumento del tamaño de los testículos. Lo primero que probablemente notará es el crecimiento del vello púbico. Al principio serán unos pocos pelos lisos. Al cabo de un tiempo, el vello empieza a rizarse y comienza a extenderse en forma de triángulo. Poco después de que comience el vello púbico, el pene empieza a crecer. Al principio, el pene se alarga. Después de un tiempo, el pene también se vuelve más grueso. El escroto también cambia. Cuelga más abajo y se vuelve más flojo.

La testosterona actúa en muchas partes del cuerpo. Cerca del comienzo de la pubertad, el vello crece en las axilas y se empieza a tener olor corporal. Es entonces cuando hay que empezar a usar desodorante. La testosterona hace que la caja de la voz se agrande, y tu voz empieza a sonar más grave. Como tarda un tiempo, tu voz puede pasar por un periodo de chillidos. Puede que te avergüence, pero recuerda que esto es algo que les ocurre a todos los chicos y que no suele durar más de 6 meses. La testosterona hace que los músculos aumenten de tamaño y sean más fuertes, incluso sin levantar pesas. Hacia el final de la pubertad, los chicos dan un estirón y a veces crecen de 10 a 15 centímetros en un año. Con el tiempo, empieza a crecer la barba y hay que afeitarse. El vello también puede crecer en otras partes, como el pecho, el estómago y la espalda.

Lee más  ¿Qué es el algodoncillo en los bebés?

Cuando su pene no se levanta: causas de la disfunción eréctil

El priapismo es cuando su hijo tiene una erección durante 4 horas o más. La erección puede producirse sin estimulación. La causa del priapismo no siempre se conoce. El priapismo suele ser doloroso y puede provocar daños permanentes en los tejidos.

Aplique hielo en la ingle de su hijo durante 15 a 20 minutos cada hora o según las indicaciones. Utilice una bolsa de hielo o ponga hielo picado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a disminuir el flujo sanguíneo al pene de su hijo y a aliviar su erección.

Usted tiene derecho a ayudar a planificar el cuidado de su hijo. Infórmese sobre el estado de salud de su hijo y cómo puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el personal sanitario de su hijo para decidir qué cuidados desea para él. La información anterior es sólo una ayuda educativa. No pretende ser un consejo médico para condiciones o tratamientos individuales. Hable con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para ver si es seguro y eficaz para usted.

Cuidado del prepucio en los niños

Muchos niños pequeños tienen la costumbre de jugar con su pene.  Sin embargo, salvo que haya algún problema médico, se trata de un comportamiento completamente normal y no debes preocuparte por ello. Responda de forma suave y neutra; una reprimenda podría causar una vergüenza duradera.

Algunos padres han dicho que les han dicho que jugar con el pene es un posible signo temprano de autismo.  Tenga la seguridad de que no está catalogado como tal por los expertos. Cualquier comportamiento aislado cuando su hijo se desarrolla normalmente no debe confundirse con el autismo.

Lee más  ¿Qué dibujos animados ven los niños hoy?

Tocar, rascar o tirar de la zona genital es una actividad normal para los niños, especialmente entre los 2 y los 6 años. Es posible que se acomoden los genitales para estar más cómodos, que se rasquen un picor o que pasen más tiempo sin pañal si están aprendiendo a usar el baño.

Los niños pequeños no tienen ese filtro que les dice que no es apropiado tocarse el pene en cualquier momento o en cualquier lugar que les apetezca. Antes de los 5 ó 6 años, un niño es demasiado joven para asimilar esta lección.

Si tu hijo juega con su pene todo el tiempo o te gustaría que no lo hiciera en público, no le llames demasiado la atención. En su lugar, redirige la atención, dándole otra cosa que hacer con las manos (como jugar con un juguete o sostener un libro).

6

Abandone la idea de presentar el tema en una sola charla: abrumará a su hijo con más información desconcertante e incluso desagradable de la que puede procesar de una sola vez. En su lugar, piensa en una conversación suave que se desarrollará a lo largo de varios meses o incluso años. Mantén tus explicaciones tan simples y específicas como puedas. Un niño de 6 años que se pregunta qué significa «control de la natalidad» no tiene por qué pedirte que le expliques la mecánica del coito.

Lo más difícil, por supuesto, es mantener la compostura. Intenta responder a la pregunta inicial de tu hijo sin ponerte rojo ni actuar como si se estuviera produciendo un intercambio trascendental; una respuesta así podría ponerle nervioso o sugerirle que el sexo está vinculado a sentimientos de vergüenza. Si consigues mantener la calma y hablar con naturalidad desde el principio, envías un importante mensaje a tu hijo: «No tienes que ponerte nervioso por preguntarme sobre esto. Es algo de lo que podemos hablar».

Lee más  ¿Qué pasa si un bebé se ríe mucho?

Cuando llegue el momento de dar una descripción técnica de «la Ley», puede ayudar a ambos si dice algo sencillo como: «Mira, sé que esto te parece asqueroso ahora, pero -confía en mí- te parecerá diferente cuando seas mayor». Un enfoque directo y honesto es la mejor manera de superar esto: «Cuando un hombre y una mujer deciden que quieren hacerlo, el pene del hombre entra en la vagina de la mujer, y el esperma sale del pene del hombre. A veces, el esperma se une a uno de los pequeños óvulos que hay dentro del cuerpo de la mujer, y eso hace que el óvulo empiece a crecer hasta convertirse en un bebé. Esto ocurre en el lugar especial que tienen las mujeres llamado útero».